PARA MEJORAR UN IDIOMA EN OTRO PAÍS ES NECESARIO IR CON UNA BUENA BASE

En el mundo globalizado de hoy, en el que las empresas e instituciones operan a un nivel internacional, el conocimiento de idiomas ha dejado de ser una habilidad complementaria en el currículum de un aspirante  para convertirse en una indispensable.

Por eso, cada año, son muchos los que se plantean pasar una temporada en otro país con el objetivo de mejorar sustancialmente el idioma que están aprendiendo. Sin embargo, un error muy comúnmente repetido por los estudiantes consiste en irse a otro país sin tener un nivel mínimo del idioma que les permita aprovechar su inversión de tiempo, esfuerzo y dinero.

En el caso del inglés, por ejemplo, cada año miles de jóvenes y no tan jóvenes se plantan en Londres, Nueva York o cualquier otra ciudad en la que se habla la lengua de Shakespeare con la esperanza de que en unos pocos meses, y gracias a la experiencia de inmersión, su “problema” con el inglés quede solucionado de una vez por todas.

London eye night

El problema es que el nivel “medio” que creen tener aquí, alcanzado tras años de estudio en el colegio o instituto se convierte en un nivel bajo o muy bajo una vez que se llega al país nativo de ese idioma. El estudiante comprueba, de forma abrupta, que cuando un nativo le habla con su velocidad y acento real, su nivel de comprensión se ve reducido drásticamente. En muchos casos a cero.

De pronto, se sorprende porque los sonidos que salen de la boca de las personas con las que interactúa no es inglés, o al menos no lo identifica como tal, ya que no los tiene registrados en su cerebro. Cuando el estudiante intenta hablar y comunicarse, a sus interlocutores les ocurre un poco lo mismo. Él habla, emite sonidos que cree que son del idioma inglés, pero los nativos le miran con cara de extrañeza y expresión perpleja. No le entienden. El estudiante se desespera, repite lo mismo a un volumen mayor como si esto fuera a aumentar la comprensión por parte de su interlocutor, quizás con un tono más firme, pero los nativos siguen sin comprender. Tras unas cuantas experiencias de este tipo, el estudiante ha perdido toda la confianza que pudiera tener, “es que no quieren entenderme” o “lo hacen a propósito para reírse de mí, mi nivel no es tan bajo”. Deciden entonces refugiarse en la colonia de estudiantes de su propio país, o a veces de otros países. Con ellos se entienden perfectamente. Estas situaciones que se repiten año tras año, en miles de casos y en múltiples países de acogida de estudiantes de idiomas, en el 99% de los casos podrían solucionarse con un poco de previsión y planificación previa a la partida.

SF Tram

Porque lo cierto es que pasar una temporada en otro país puede contribuir enormemente a la mejora de nuestro aprendizaje del idioma, sobre todo en cuanto a comprensión auditiva y también, cómo no, a la mejora de nuestra fluidez al hablar. Pero esto se produce siempre y cuando llevemos una buena base gramatical y un mínimo de comprensión auditiva del idioma desde nuestro país de origen. Mucha gente cree que por el simple hecho de instalarse en otro país, automáticamente, como por ósmosis, van a adquirir su lengua. Desgraciadamente, esa no es la realidad. Si no se identifican las palabras que se escuchan estas no se pueden aprender. Si no se puede mantener una conversación por mínima y elemental que esta sea, el acto de comunicación con los nativos se convierte en un ejercicio difícil y estéril, en el que ninguna de las dos partes disfruta de dicha comunicación. Los nativos son personas como tú y como yo, e incluso los más pacientes preferirán compartir experiencias e ideas con personas de otros países y otras culturas con las que se puedan comunicar con un mínimo de fluidez.

Por eso, si estás planteándote ir una temporada a otro país con la intención de mejorar tu conocimiento y habilidad de ese idioma, nuestra recomendación es que lo hagas, siempre y cuando te preocupes de adquirir una base gramatical y una mínima capacidad de conversación y comprensión. El estudiante que se traslada a otro país para vivir en primera persona una experiencia de inmersión lingüística, pero que se ha preocupado previamente de adquirir un nivel suficiente de comprensión y expresión, va a ver ampliamente recompensada su inversión de tiempo, esfuerzo y dinero.

las vegas night

Este dominio “suficiente” (no hace falta más, no olvidemos que nos trasladamos al país en cuestión para mejorar) es el que nos va a permitir tener la confianza necesaria para, a pesar de los errores que podamos cometer, lanzarnos a hablar y escuchar en las múltiples situaciones que surgirán en el día a día: búsqueda de vivienda, búsqueda de trabajo (si se diera el caso), contratación de servicios, trámites burocráticos, socialización con los lugareños, etc. Aunque todas estas situaciones no estarán exentas de dificultades y momentos embarazosos, de malentendidos o desesperación, el hecho de poder establecer una mínima fluidez en el hecho comunicativo va a ser fundamental para la rápida progresión de nuestro uso del idioma. De esta forma, a medida que nos vamos enfrentando a la cotidianidad de la vida en el país, cada día vamos dando un pasito más. Vamos incorporando palabras y expresiones, afinamos el uso o significado de otras, el tiempo que tarda nuestro cerebro en traducir lo que oímos se va reduciendo, nuestra conversación se va haciendo cada vez más y más fluida… pero siempre gracias al asidero de nuestro nivel “suficiente”, porque sin él, el proceso comunicativo se ve interrumpido constantemente, la paciencia (nuestra y de los demás) es sometida a examen constantemente, el miedo y la ansiedad se apoderan de nuestros esfuerzos comunicativos y en definitiva,  acabamos convirtiendo en un suplicio, el placer, la aventura y el reto que supone aprender una nueva lengua.

Tags: , , ,

About cee-idiomas

CEE Idiomas es una academia de Madrid que lleva más de 40 años impartiendo cursos de inglés, francés, alemán, italiano y español para extranjeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>